Señora Presidenta:

Hay problemas cuyo tratamiento dan la verdadera medida política y moral de un gobernante. La pobreza es uno de ellos. Otro, por su trascendencia presente y futura, es el paro juvenil.

Y en este asunto, señora Rudi, ustedes tampoco están dando la talla.

Desde junio de 2011, desde que usted gobierna, el paro juvenil ha aumentado en Aragón 6 puntos, pasando del   44% al 50%.

Ello da como consecuencia que el 75,3% de los aragoneses menores de 30 años no han podido emanciparse y siguen viviendo con sus padres.

En esas circunstancias, es lógico que cada vez sean más los que deciden irse de Aragón en busca de trabajo. 16.000 lo han hecho ya en los últimos años. Y no son personas que emigran con una maleta de cartón debajo del brazo, como hace sesenta años. Ahora lo hacen con un título aniversario,  con la cual asistimos a una sangría de talento que puede ser mortal para el futuro de la comunidad.

La envergadura del problema es tal que un reputado economista decía recientemente que “una política favorable a la emancipación de jóvenes hará más por la creatividad de la economía y el crecimiento que diez reformas juntas”

Y, desde esa misma preocupación, desde esa misma percepción de lo que ocurre en los países del sur, la Unión Europea ha establecido el Plan de Garantía Juvenil, una ambiciosa e interesantísima iniciativa para la creación de empleo que asigna a España 1.900 millones de euros para el sexenio 2014-2020.

En lo que atañe a Aragón, para el desarrollo de dicho Plan, el Gobierno de España nos ha asignado 38 millones.

Los pasos que hay que dar empiezan por constituir las plataformas de solicitantes, identificar sus características, determinar a cuáles hay que atender prioritariamente y establecer finalmente el plan específico de actuación con las correspondientes medidas.

Todo el mundo lamenta que el sistema ha sido muy mal diseñado desde Madrid, con opacidad, con torpeza, con un desinterés vergonzoso por parte de la Ministra Báñez. Pero, a pesar de todo, hay comunidades autónomas en cuyas plataformas ya se han inscrito el 9% de los jóvenes parados.

Pues bien, aquí pasamos apenas del 2%.

Hay comunidades que entre 2014 y 2015 van a invertir el 85% de la cantidad que les ha asignado el gobierno.

En Aragón, en 2014 no se ha invertido nada. En 2015, están presupuestados  8.6 millones, es decir, el 22.6%, a pesar de que Europa recomienda realizar toda la inversión en los primeros años.

Hay comunidades que en 2014 han hecho el plan, lo han lanzado y están ya en marcha todas las medidas para desarrollarse a fondo entre 2014 y 2015.

Aquí, en Aragón, no hay plan ni se le espera. El único plan es el que presentamos la semana pasada los socialistas y que ponemos a su disposición para que empiece a aplicarlo de inmediato si es que tiene voluntad de hacerlo.

Hay comunidades preocupadas, proactivas, que están aprovechando el tiempo y están dando señales de ilusión a una juventud sumida en una desmoralización profunda.

 Hay comunidades con políticos que dan la talla.

Aquí, la única alternativa que ofrece usted a los jóvenes aragoneses es la  emigración.

No solo asfixia financieramente a la Universidad pública, a la que maltrata de una manera incomprensible.

No solo suprimió el Consejo de la Juventud de Aragón, demostrando así lo que significa para usted la participación ciudadana.

Es que desaprovecha cualquier oportunidad de favorecer a los jóvenes, como ocurre con este Plan Garantía.

Hasta ahora, existía la idea de que si uno trabajaba duro y tenía buena formación progresaba. Pero con usted ya no existe esa razonable esperanza en el futuro.

Parafraseando a un conocido periodista español, qué bien le vendría ahora mismo a Aragón tener un presidente de Gobierno. Hombre o mujer, da igual.   Pero qué bien nos vendría tener un presidente de Gobierno de verdad, sobre todo a los jóvenes.

 Muchas gracias.

Read More