El secretario general del PSOE aragonés y presidente del grupo parlamentario socialista, Javier Lambán, propuso la creación de una comisión especial de estudio que tuviera por objeto el diagnóstico del modelo educativo socialista de cara a alcanzar un pacto social y político por la educación en Aragón.

Lambán explicó que, aunque la idea original era presentar su propia proposición de ley, finalmente el grupo optó por una postura con altura de miras, de búsqueda de consenso, de voluntad de acuerdo, renunciando cada uno a la totalidad de sus pretensiones en pos de un gran acuerdo, de todos, que evitara los vaivenes de los diferentes gobiernos.

Aunque la mayoría parlamentaria del PP-PAR impidió aprobar la iniciativa, Lambán aseguró que el PSOE “llevará en el frontispicio de su programa electoral el gran pacto por la Educación, como primera piedra de un nuevo modelo de país, de un proyecto común”.

——————

Reproducción del discurso de Javier Lambán en el pleno de las Cortes de Aragón (04/12/14)

 

Señor presidente, señoras y señores diputados:

La educación es la competencia  que más capacidad de determinar el futuro otorga a las comunidades autónomas.

Sufrimos una crisis económica causante de una insoportable desigualdad en forma de paro, pobreza y deterioro de los servicios públicos, así como una crisis  territorial e institucional, con la corrupción destrozando el crédito de la política y de los políticos y abriendo de par en par la puerta a los populismos.

En otras palabras, tenemos un país y una sociedad enfermos, con graves afecciones económicas,  políticas y sociales.

¿Qué podemos hacer desde el ámbito competencial de la Comunidad Autónoma para hacer frente a estos problemas?

Los remedios económicos han de provenir de Europa y de las políticas estatales, con un margen escaso para la comunidad autónoma.

Los remedios políticos han de estar más compartidos, estatales sobre todo, pero resultantes de un esfuerzo común, cuanto más amplio mejor.

En cuanto a los sociales, hay más margen de las comunidades, que tienen competencias claras en tres de los cuatro pilares del Estado del Bienestar.

Saben que discrepamos mucho de ustedes en relación con su gestión de la sanidad, de la educación y de los servicios sociales, cuya situación nos preocupa mucho.

Pero si hay una competencia que pone en evidencia a las instituciones autonómicas, su talla política, su visión de futuro, si a través de alguna pueden intervenir decididamente sobre el futuro a largo plazo de la comunidad, esa es sin duda alguna la educación.

Un modelo de sociedad donde exista una igualdad real de oportunidades para todos, independientemente de la cuna donde cada cual haya nacido, solo es posible  garantizarlo a través de la universalización de la una educación gratuita y de calidad, con las becas y las ayudas necesarias.

Un modelo territorial como el aragonés, disperso y compuesto en gran medida por municipios muy pequeños, solo es sostenible asegurando la continuidad de la escuela en el mundo rural.

Un modelo productivo competitivo y con un tejido productivo en proceso permanente de modernización solo es posible con una apuesta decisiva por la formación profesional, con un sistema de cualificaciones consensuado con organizaciones sindicales y empresariales.

Sigo. El mejor antídoto contra los excesos del poder y de cualquier clase de dominación o tiranía, el mejor antídoto contra la corrupción, el único eficaz a largo plazo, la constituye una ciudadanía bien formada, crítica e informada, con valores cívicos bien arraigados.

Pero esa ciudadanía solo surgirá de una escuela en la que se aprenda a pensar y a convivir, de una escuela convertida en verdadera factoría de ciudadanos libres y con criterio.

En definitiva, en el modelo educativo por el que apuesta una institución autonómica está el embrión del modelo de país al que aspira, si es excluyente o incluyente, si es de unos contra otros o es de todos, si tiene a la cohesión como aspiración o si pretende realmente un equilibrio territorial y una economía productiva sostenible.

En resumen, si concibe el futuro del país como un proyecto común.

Y si esa es la aspiración, la educación ha de ser objeto de un gran pacto social y político, de un gran acuerdo de las fuerzas políticas y de toda la comunidad educativa, de un gran acuerdo que involucre –en realidad- a toda la sociedad.

Pues bien, ese es el propósito de esta iniciativa.

Es el momento de acabar con los continuos vaivenes normativos producidos por los cambios de gobierno. Es el momento de homologarnos a Europa, donde sería inconcebible que cada gobierno cuando llega cambiara o pretendiera cambiar el modelo educativo.

Pero, sobre todo, es el momento de sentar las bases de proyecto común de país.

Y es para ello para lo que proponemos la creación de una Comisión Especial para alcanzar un Pacto Social y Político por la Educación en Aragón.

Una Comisión en la que podamos definir entre todos un diagnóstico, es decir, tanto los logros como los problemas que tiene nuestro sistema educativo y que todavía no han obtenido respuesta.

Una Comisión en la que abramos las puertas a la negociación, al diálogo, a la escucha activa y efectiva

Una Comisión en la que comparezcan expertos en la materia y representantes de entidades relacionadas con la misma y opinen sobre los diversos asuntos estructurales de la política educativa tales como la  inversión, que, en nuestra opinión, no debería bajar del 5% de nuestro PIB y aspirar a medio plazo al 7%; el profesorado como pilar fundamental del sistema, tanto en el campo de la formación como en el acceso, reconociendo la labor docente y mejorando las condiciones de trabajo, que son clave para la equidad y la excelencia; el papel de la escuela pública y la importancia de la escuela rural, asegurando el mantenimiento de la proporción existente entre escuela pública y concertada, a salvo de acciones u omisiones de los diferentes gobiernos; la garantía de un modelo educativo cohesionado pero que avance hacia  la excelencia, para lo cual la innovación en los centros y en las aulas es un elemento determinante; la Formación Profesional y el Empleo o la participación de la comunidad educativa en los procesos de decisión, en el desarrollo de la actividad de los centros y en el control.

¿Está a nuestro alcance un objetivo de esta magnitud?

Yo estoy convencido de que sí.

En cualquier país de la Unión Europea y de la OCDE, derecha e izquierda aceptan desde hace décadas la función integradora y de cohesión social y cultural de la escuela pública, su papel como vertebradora del sistema educativo.

Además entiendo que todos asumimos que la administración educativa debe ser garante de la igualdad, de la equidad y solidaridad en el sistema educativo

A partir de ahí, para llegar a un pacto se requiere al menos que se cumplan tres condiciones:

-La primera, que exista voluntad de acuerdo y convencimiento de que un pacto, aunque sea limitado, es positivo

-La segunda, hacerlo desde la perspectiva de que un pacto de estas características no supone renunciar a las propias concepciones ni dejar de orientar la política educativa de acuerdo con ellas, sino fortalecer y proteger aquellos puntos de encuentro que mejoran la calidad y la equidad de la educación.

-Y la tercera, valentía y responsabilidad. Valentía para enfrentarse a un proceso que requiere de la renuncia a imponer el 100% de las propias pretensiones en beneficio de una estabilidad que a la larga mejore el sistema. Responsabilidad para hacerse cargo del estado de ánimo tanto de profesorado como de familias, que aspiran a que sus instituciones estén a la altura de las circunstancias en este difícil momento de nuestra historia.

Llegados hasta aquí, ustedes tienen derecho a saber por qué planteamos ahora esta propuesta de pacto.

Lo cierto es que hemos trabajado durante dos años en la elaboración de una ley aragonesa de la educación, alcanzando un gran acuerdo con gran parte de la comunidad educativa de la comunidad. Nuestro propósito inicial era presentarla como una proposición de ley para debatir en estas Cortes.

Pero, dado que en esa proposición valorábamos como un fin en sí mismo la consecución de un gran pacto social y político,  reconsideramos la metodología en aras al propio pacto y elegimos esta vía, que nos parece más coherente con el objetivo final.

Señores diputados: hasta ahora, en este terreno, la política española ha dado la medida de su propia incapacidad.

Pues bien, empecemos a homologarnos a Europa en aquello que es ejemplar en el modelo político europeo, que sigue siendo mucho. Marquemos un hito en Aragón.

La historia enseña mucho. De la misma forma que sabemos cuánta desdicha ha traído a España la propensión a las rupturas unilaterales y cuánto beneficio han procurado las reformas profundas cuando han sido producto del diálogo, sabemos también la inconveniencia de los frentismos, de izquierdas o de derechas, da lo mismo.

 Hagamos acopio de responsabilidad y de inteligencia y seamos capaces de discernir qué materias han de ser objeto de grandes acuerdos y sobre cuáles ha de establecerse la dialéctica de la confrontación ideológica y política, aceptando que las dos son necesarias para sostener una democracia saludable.

Homologuémonos a Europa y seamos capaces de compartir al menos un proyecto de país.

A este ejercicio les invita el grupo socialista esta mañana, solicitando su voto favorable a la creación de esta Comisión Especial.

Read More


Pacto por la Educación Lambán y Maite

El líder del PSOE aragonés, Javier Lambán, junto con la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista, Mayte Pérez, ha avanzado la intención de solicitar una Comisión Especial para lograr un gran Pacto por la Educación en los próximos meses con todas las fuerzas políticas y sociales. La base de este trabajo es un documento elaborado por el partido denominado “La educación, un bien común”, en el que ya se recoge un amplio consenso con numerosos sectores de la Comunidad educativa. En materia de Educación, los socialistas proponen una inversión mínima inicial del 5% del, que alcance posteriormente el 7%.

Lambán ha defendido un modelo educativo basado “en la igualdad, equidad, calidad y participación”, porque considera que “la educación es el principal garante de la igualdad de oportunidades y es un elemento fundamental del nuevo modelo de país”. Lambán ha señalado que  “no pretendemos que nuestro documento sea una doctrina inmutable, es solo un punto de partida, pero lleva ya un trecho recorrido e incorpora muchos puntos de vista comunes a toda la comunidad educativa”.

 El documento en sí recoge elementos de inversión, profesorado, diversidad, papel de la escuela pública y escuela rural. Este documento fue presentado el 26 de abril a todas las fuerzas políticas y en vez de tramitarlo como una proposición de ley se ha pensado en solicitar una comisión especial de estudio.  En este sentido, Mayte Pérez, ha insistido que el documento elaborado recoge ya más de 150 aportaciones de diferentes asociaciones vinculadas a la comunidad educativa, entre ellas asociaciones de padres, asociaciones de estudiantes y especialistas diversos.

El líder del PSOE aragonés ha destacado la importancia del Pacto, muy diferente a la aprobación de la LOMCE “que la ha impuesto el PP frente al resto de fuerzas políticas”, todo lo contrario al anterior ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que estuvo a punto de llegar a un acuerdo con todas las fuerzas políticas, pero el PP se desmarcó.

Por su parte, Mayte Pérez ha recordado que ya ha habido 8 leyes educativas en la etapa democrática y han sido apoyadas mayoritariamente, salvo por el PP. Mientras Lambán marcaba las líneas rojas, considerando inasumible el objetivo del Gobierno de Rajoy del  3,9% del PIB cuando la media de la Unión Europea es del 6 %, la portavoz de educación explicaba que la pretensión es llegar en una primera etapa al 5% del PIB en inversión, pero el objetivo es ir mucho más allá, con un techo final del 7%.

Los socialistas insisten “en la necesidad de recuperar la posibilidad del pacto y el prestigio del pacto de largo alcance” y ha reiterado que es importante que en el mismo estén todas las fuerzas políticas con preponderancia.

Precisamente esta tarde, en una jornada que se celebrará en la sala Goya de las Cortes, se debatirá el documento con el secretario federal de Educación y consejero de Educación de Canarias, José Miguel Pérez. En esta jornada intervendrán Javier Lambán y la portavoz de educación, Mayte Pérez.

Read More


El líder del PSOE aragonés, Javier Lambán, junto con la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Socialista, Mayte Pérez, ha avanzado la intención de solicitar una Comisión Especial para lograr un gran Pacto por la Educación en los próximos meses con todas las fuerzas políticas y sociales. La base de este trabajo es un documento elaborado por el partido denominado “La educación, un bien común”, en el que ya se recoge un amplio consenso con numerosos sectores de la Comunidad educativa. En materia de Educación, los socialistas proponen una inversión mínima inicial del 5% del, que alcance posteriormente el 7%.

 Lambán ha defendido un modelo educativo basado “en la igualdad, equidad, calidad y participación”, porque considera que “la educación es el principal garante de la igualdad de oportunidades y es un elemento fundamental del nuevo modelo de país”. Lambán ha señalado que “no pretendemos que nuestro documento sea una doctrina inmutable, es solo un punto de partida, pero lleva ya un trecho recorrido e incorpora muchos puntos de vista comunes a toda la comunidad educativa”.

El documento en sí recoge elementos de inversión, profesorado, diversidad, papel de la escuela pública y escuela rural. Este documento fue presentado el 26 de abril a todas las fuerzas políticas y en vez de tramitarlo como una proposición de ley se ha pensado en solicitar una comisión especial de estudio. En este sentido, Mayte Pérez, ha insistido que el documento elaborado recoge ya más de 150 aportaciones de diferentes asociaciones vinculadas a la comunidad educativa, entre ellas asociaciones de padres, asociaciones de estudiantes y especialistas diversos.

 El líder del PSOE aragonés ha destacado la importancia del Pacto, muy diferente a la aprobación de la LOMCE “que la ha impuesto el PP frente al resto de fuerzas políticas”, todo lo contrario al anterior ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que estuvo a punto de llegar a un acuerdo con todas las fuerzas políticas, pero el PP se desmarcó. Por su parte, Mayte Pérez ha recordado que ya ha habido 8 leyes educativas en la etapa democrática y han sido apoyadas mayoritariamente, salvo por el PP.

Mientras Lambán marcaba las líneas rojas, considerando inasumible el objetivo del Gobierno de Rajoy del 3,9% del PIB cuando la media de la Unión Europea es del 6%, la portavoz de educación explicaba que la pretensión es llegar en una primera etapa al 5% del PIB en inversión, pero el objetivo es ir mucho más allá, con un techo final del 7%.

 Los socialistas insisten “en la necesidad de recuperar la posibilidad del pacto y el prestigio del pacto de largo alcance” y ha reiterado que es importante que en el mismo estén todas las fuerzas políticas con preponderancia.

 Precisamente esta tarde, en una jornada que se celebrará en la sala Goya de las Cortes, se debatirá el documento con el secretario federal de Educación y consejero de Educación de Canarias, José Miguel Pérez. En esta jornada intervendrán Javier Lambán y la portavoz de educación, Mayte Pérez.

Read More