“La Constitución ha producido la etapa de más éxito de España y hay que hacer una valoración positiva de la misma y desearle largas décadas de vida”, valora el líder del PSOE aragonés y presidente del grupo parlamentario socialista, Javier Lambán.

 Al mismo tiempo, valora que la Carta Magna hay que interpretarla más en el espíritu de quienes la hicieron en el año 78 que en la letra misma y cree que “una constitución debe avanzar al ritmo que lo hace la sociedad, adaptarse a los cambios sociales, a veces impulsar esos cambios sociales y por eso, pasados ya varios años, es preciso reformarla para adaptarla a los nuevos tiempos y los nuevos requerimientos que tiene nuestro país y nuestra sociedad”.

 Esgrime como argumentos que “hay que reformarla para blindar el estado social, impulsar la regeneración de la política y de la democracia y hay que regenerarla para  restaurar  la igualdad entre todos los ciudadanos españoles, entre todas las autonomías, pasando del estado de las autonomías a un estado federal que asegure la igualdad en el acceso a los derechos de todos los ciudadanos españoles y que blinde a las comunidades autónomas frente a pulsiones recentralizadoras que a veces tiene la derecha”.

Es en ese contexto donde Lambán cree que debe encontrarse “un nuevo encaje para Cataluña y tratar así de solucionar el problema que está planteando que solo tiene cauce para solucionarlo a través de una reforma de la Constitución”.

Read More



ayuntamiento

El PSOE ha presentado una enmienda a la totalidad a la Proposición de Ley del Gobierno PP-PAR de distribución de responsabilidades administrativas entre las entidades locales aragonesas, proponiendo un texto alternativo que apuesta por menos estructura político-administrativa, simplificación, menos personal, menos gasto superfluo y más democracia. La iniciativa se debatirá el próximo jueves, en el pleno de las Cortes de Aragón.

El máximo responsable del PSOE aragonés, Javier Lambán, admite que “durante muchos años hemos asistido a un crecimiento desordenado y excesivo de las estructuras político-administrativas, sin control de la calidad democrática, del gasto público y sin comprobación de la eficiencia en la prestación de los servicios públicos de las distintas administraciones”.

Igualmente, reconoce que “de manera paulatina, los ciudadanos se han ido hartando y mostrando su rechazo a la misma. Por tanto, entendemos que ha llegado el momento de adoptar reformas valientes y audaces, de regenerar la democracia, que no solo es luchar contra la corrupción, sino también, entre otras cosas, reformar en profundidad la Administración”.

“Es tiempo de simplificar la administración, de evitar gasto superfluo, es tiempo de asegurar el carácter democrático de las instituciones y garantizar la participación ciudadana en la toma de decisiones y es tiempo de verificar la correspondencia entre el gasto público y la eficiencia en la prestación de los servicios. Los ciudadanos deben tener la seguridad de en qué se gasta cada euro de sus tributos y de que se gasta bien”.

La propuesta del PSOE “es clara: las competencias corresponderán únicamente a dos administraciones: la Comunidad Autónoma y los ayuntamientos, porque son de elección directa. En esta distribución clara de competencias no caben niveles intermedios con competencias propias, por lo que claramente, comarcas y diputaciones serán meros instrumentos al servicio de una necesaria intermunicipalidad, esto es, para asegurar servicios a los pueblos pequeños”.

Despolitización de comarcas y diputaciones

En este nuevo mapa institucional, “las comarcas serán despolitizadas y su papel se limitará a prestar servicios”, adquiriendo un papel mejorado del originario de las mancomunidades.

Igualmente, “se eliminará la figura de los consejeros comarcales y la intermunicipalidad, como única futura comarca de servicios, deberá ser gestionada directamente por los alcaldes”, argumenta Lambán.

Por su parte, las diputaciones, aunque sujetas a normativa estatal, tendrán únicamente función de apoyo y asistencia, sufriendo igualmente, un proceso de despolitización. Ello contribuirá a una distribución de fondos no dependientes de criterios discrecionales u oportunidad sino de criterios previos, objetivos y reglados.

El proceso complejo, sin embargo, plantea un régimen de transición de dos años, “precisamente para evitar inseguridades en unos y en otros y no provocar un desmantelamiento de los servicios y manteniendo las buenas prácticas y buenas experiencias”, explica Javier Lambán.

Aragón de pueblos y ciudades

El PSOE apuesta claramente por el Aragón de los pueblos y las ciudades, que son el tercer pilar del Estado, cuna de la democracia y la administración más cercana y más querida por los ciudadanos.

Lambán recuerda que “es el nivel de administración más sostenible financieramente, siendo la base esencial para la reorganización de la administración, porque a su juicio, los vecinos tienen derecho a evaluar la actuación de sus representantes directamente, sin intermediarios.

Además –añade- “se ha demostrado hasta la saciedad que con el mismo dinero los alcaldes gestionan mejor servicios que cualquier otra administración”

El líder aragonés también ha hecho hincapié en la necesidad de reformar la Constitución, para definir la autonomía local y la suficiencia financiera, así como el elenco competencial básico, que luego sería desarrollado mediante ley orgánica.

Enmienda a la totalidad de la Ley PP_PAR

Lambán ha asegurado que la ley del PP-PAR va justamente en la dirección contraria, siendo de dudosa legalidad respecto a la ley estatal del PP, y que no cuenta con memoria económica, precisamente para no entrar en el detalle del gasto. En este sentido, ha recordado el precedente del arranque de las comarcas, “que iba a ser sin gasto añadido y luego ya se vio lo que pasó”.

A su juicio, dar a las comarcas competencias es una perversión democrática porque busca sustituir a 733 ayuntamientos de elección directa por 33 comarcas sin elección directa.

Como ejemplo ha señalado que “un alcalde puede tener mayor absoluta y el concejal de la oposición puede gestionar en la comarca sus servicios totalmente en su contra. Esto –añade- es la anulación de los alcaldes de elección directa frente a consejeros de elección indirecta”.

También ha criticado esta ley porque establece más estructura político- administrativa, más personal, más gasto, los mismos servicios y menos democracia.

Read More